¿Conoces el estilo “half painted”? Esta tendencia se ha llevado a cabo en las fachadas durante mucho tiempo, pero ahora está de moda integrarlo también en el interior de las estancias.

A lo largo de este artículo te contamos en qué consiste el estilo “half painted” y cómo completar la decoración con los complementos adecuados.

¿Qué es el “half painted”?

“Half painted” es una locución en lengua inglesa que significa literalmente “medio pintado”. Ya nos da una pista del argumento principal de esta técnica: consiste en pintar la parte inferior de una pared. Lo habitual es que llegue hasta la mitad o a dos terceras partes.

La otra parte puede igualmente pintarse en otro color o dejar a la vista el material original (madera, ladrillos, hormigón…).

El efecto que se consigue tiene las ventajas de una estancia pintada a la vez que aporta un toque diferencial y con personalidad.

Por qué está triunfando en la decoración de interiores

Hay varios motivos por los que el “half painted” está ganando popularidad y teniendo éxito:

  • Ayuda a resaltar las estancias, aportando un resultado novedoso.
  • Su realización no depende de materiales muy específicos. Es una técnica rápida y económica.
  • Permite jugar con la luminosidad de la estancia gracias a la combinación estratégica de colores.
  • No solamente es apta, sino que combina a la perfección con algunos accesorios. Por ejemplo, se pueden colocar mosaicos de cuadros que aporten un efecto óptico original. Y lo mismo ocurre con los espejos.

Deja que sean los pintores profesionales de Barcelona quienes te convenzan de cómo incorporar el estilo “half painted” en las habitaciones de tu hogar. Rompe con las reglas establecidas.

Contacta con Varmany y obtendrás asesoramiento específico acerca de los tipos de pintura, su cromatismo y las diferentes combinaciones según el efecto deseado.

Contactar