El pavimento continuo abarca los diferentes tipos de suelo sin juntas. El efecto es un diseño atractivo pero sobre todo presenta diferentes ventajas para en naves industriales y parkings.

A continuación te hablaremos sobre uno de ellos: el suelo de epoxi. ¿En qué consiste y cuáles son sus propiedades?

¿Cuál es el pavimento continuo más adecuado para naves industriales?

Suelo de epoxi, pavimento continuo ideal para naves industriales

Cuando hablamos de suelo de epoxi nos referimos a suelo de resina, muy superior a la base cementosa que conocemos de toda la vida. El epoxi es un biocomponente que se mezcla con endurecedor. Como resultado, la reacción química se endurece mediante catalización.

Entre sus muchas cualidades, destacamos las siguientes:

  • Tiene una gran capacidad de adhesión que queda bien fijada al hormigón.
  • No se deteriora con el paso de mucho tráfico o máquina pesada. Por esta razón es tan empleado en parkings y naves industriales en las que se transportan grandes cargas.
  • Incrementa las prestaciones mecánicas de la superficie.
  • Aporta grandes ventajas en lo relativo a la limpieza.

Sin embargo, para disfrutar de todas sus prestaciones, es esencial el momento de su colocación. Es muy importante realizar labores autonivelantes para asegurar los mejores resultados.

También hay que tener en cuenta que hay factores externos como la temperatura, los niveles de humedad, etc. que tienen influencia en el pavimento. Por esa razón, es mejor confiar en instaladores cualificados como somos en Varmany.

Si necesitas la rehabilitación del suelo de una nave industrial o parking mediante pavimento continuo, no dudes en contactarnos. Atenderemos tu solicitud con la mayor rapidez posible.

Además, también realizamos trabajos de señalización con pintura para delimitar espacios como plazas de aparcamiento.

En nuestra web puedes consultar algunos de los trabajos realizados, en los que encontrarás todos los detalles de cada proyecto.

Contacto