Si tienes planeado realizar la pintura de paredes de tu hogar, tu negocio o cualquier otro lugar y quieres algo diferente a lo de siempre, este post es para ti.

Mediante las siguientes líneas nos hacemos eco de 5 efectos que harán que dejes de ver las paredes como un elemento soso y aburrido.

5 efectos en el acabado de pintura de paredes para sorprender

Cómo lograr resultados diferentes con pintura de paredes

  • Efecto arena. Primero hay que aplicar una imprimación y después aplicar la pintura arenosa. ¿Cómo tienen que ser los brochazos? La clave es tan sencilla como cambiar la dirección y llevarlos a cabo de forma rápida.
  • ¿Mate o brillo? ¡Los dos! El mismo tono exacto en ambos acabados (quizá en franjas verticales o aplicando uno en cada pared) otorga un espacio diferente. El motivo es que dejas que entre en juego un tercer elemento: la luz. Mediante la luz que se filtra en cada estancia, se crean efectos divertidos y sofisticados.
  • Acabado metalizado. Por espectaculares que sean los resultados, lo cierto es que gracias a la calidad de los productos actuales estas pinturas son tan sencillas de aplicar como cualquier otra. Con dos capas aplicadas con rodillo es suficiente. Nuestra recomendación es no abusar de este acabado sino emplearlo solo en detalles.
  • Acabado tipo óxido. No es un efecto fácil de lograr, pero se consigue con pintura óxido sobre paredes oscuras. Después de varias pasadas, con la ayuda de una manopla, se hace el efecto. Es un estilo ideal para decoraciones de tipo industrial.
  • Efecto inacabado con yeso. El yeso aporta la posibilidad de hacer muchas capas y dejarlas inacabadas. Esta técnica se basa más en la textura, que rompe con las formas uniformes y solemnes.

Aunque la pintura de paredes es un elemento fundamental a la hora de decorar, ofrece muchas posibilidades. Sacarles o no partido depende de ti.

Ponte en contacto con nosotros para obtener resultados únicos y asesorarte de forma personalizada.

Contactar