El baño y la cocina son las zonas de la casa más susceptibles a una reforma.

En el artículo de hoy nos centraremos en algunas sugerencias a la hora de escoger el material para recubrir las paredes de un baño.

Completa la lectura de este post para conocer las diferencias entre los materiales más empleados.

¿Qué material utilizar para las paredes en la reforma de un baño?

Los 3 mejores materiales para las paredes de un baño

Para empezar, hablaremos de la piedra natural. Volver a los orígenes, reconectarnos con materiales primarios, es una de las tendencias de este año. Gracias a la piedra se consiguen resultados elegantes, sofisticados y rústicos.

¿Cómo emplearla? Dependiendo del tipo de piedra, el coste puede ser considerable. Así que está la opción de recubrir todas las paredes con piedra natural o solo alguna de ellas, como por ejemplo la de la ducha.

Después, está la opción clásica de baños: revestimientos cerámicos. Los azulejos son muy resistentes contra la humedad. Por lo tanto, protegen a la perfección las paredes.

Además, cabe destacar que son muy fáciles de limpiar y el material no se ralla con facilidad. Hay muchas alternativas: se juega con el color, el tamaño de las baldosas, cenefas, etc.

Y nuestra última propuesta está basada en paneles tridimensionales. Quizás el efecto más novedoso, que dota de textura las paredes. Habitualmente están fabricados en yeso.

Su ventaja es que pueden colocarse sobre una pared, cubriendo las posibles imperfecciones. También absorben la humedad.

Aunque estos son los materiales más sofisticados a la hora de recubrir las paredes de un baño, no hay que olvidar la importancia de que estén colocados por un equipo profesional. En Varmany somos especialistas y nos avala nuestra experiencia.

Ponte en contacto con nosotros para solicitar presupuesto sin compromiso en la reforma de tu baño o cualquier otra zona de la casa.

Contactar