El mortero hidrófugo es un tipo de mortero que ha sido tratado con aditivos especiales para hacer que sea impermeable o resistente al agua. Este material se utiliza principalmente en la construcción, donde se requiere una alta resistencia a la humedad y la penetración del agua.

Las construcciones que requieren este tipo de motero son los trabajos de cimentación, los sótanos, piscinas, terrazas, fachadas y muros exteriores.

Características del mortero hidrófugo

  • Impermeabilidad. Su principal característica es la capacidad de repeler el agua, evitando que esta penetre en el material.

  • Durabilidad. Al ser resistente a la humedad, el mortero hidrófugo tiene mayor durabilidad al evitar que el agua debilite la estructura cimentada con este mortero.

  • Versatilidad. Debido a sus propiedades, este tipo de motero se puede aplicar tanto en interior como exterior, aunque lo más común es en el exterior.

  • Aditivos. Dependiendo de los aditivos que se utilicen en la mezcla, la resistencia al agua puede variar. Estos aditivos pueden ser silicatos, siliconas, resinas acrílicas, entre otros.

Aplicación del mortero

Antes de pintar, tratamos las superficies con el cuidado que merecen, ya sean paredes o suelos que requieran una reparación de grietas y una impermeabilización.

Las superficies se limpian en profundidad retirando la suciedad como el polvo, aceites o pinturas que se encuentren adheridas. En el caso que hubiera grietas, se rellenan con el mortero adecuado.

Como con cualquier producto, se ha de preparar la solución siguiendo las instrucciones del fabricante y respetar las proporciones como el tiempo de mezcla. Hay que tener especial cuidado a la hora de ir añadiendo agua ya que esto podría afectar al rendimiento del mortero.

Para la aplicación del mortero se utiliza una paleta para extender una capa uniforme sobre la superficie. Se ha de tener un control preciso a la hora de la aplicación para crear una capa uniforme y grosor adecuado.

Es importante realizar esta labor cuando no haga mal tiempo ni llueva, que son factores que alteran el proceso de curado del mortero. Hay que seguir las instrucciones del fabricante para un secado adecuado y facilitar que la superficie se seque uniformemente.

En resumen, el mortero hidrófugo es una solución eficaz para proteger las construcciones de la humedad y el agua, mejorando su durabilidad y manteniendo su integridad estructural. Varmany aplica este tipo de mortero antes de los trabajos de pintura. Solicita ahora tu presupuesto sin compromiso.

Contacta con nosotros

    Estoy interesado en...

    He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

    Autorizo el envío de información.